El Programa FumStop puede ayudar al fumador que quiera ayudarse.

Bienvenido a FumStop, página de divulgación de un Programa para Dejar de Fumar, así como de diversos materiales relacionados con la adicción y dependencia del tabaco, tabaco y salud, y el futuro del tabaco.

Aunque sea en su fuero interno, la mayoria de los fumadores desea dejar de fumar. Algunos lo intentan y, de estos, unos cuantos dejan de fumar para siempre. Sin embargo, otros muchos vuelven a fumar al cabo de cierto tiempo.

¿Qué maravillas esconde el fumar para que tantas personas asuman resignadamente sus destructivos efectos? ¿Qué les sucede a los fumadores para que sientan tan intensamente que sus vidas no merecen la pena de ser vividas sin eso, aparentemente tan tonto, como es el humo de un cigarrillo?

Quizá muchas personas necesiten responderse estas preguntas antes de emprender un proceso, el de abandonar el hábito del tabaco, que tanto desean y a la vez temen.

Evidentemente la varita mágica es mejor. ¿Dónde está esa varita mágica capaz de cambiar al instante nuestros deseos insanos por otros más saludables? Con ella en casa podríamos fumar hasta que empiece a hacernos daño, y después lo dejaríamos. ¡No existe! Lo único que está a nuestro alcance es la posibilidad de hacer consciente lo que hay detrás de ese conflicto entre el deseo de fumar y el deseo de no fumar. Todo lo que rodea, automática e inconscientemente, un acto, a primera vista inocente, como es encencer un cigarrillo

A lo mejor conviene desdramatizar. Empezar por decirte:

"Tranquilo. Sólo voy a seguir mis propios deseos. Pero esta vez voy ser un poco más sincero y respetuoso conmigo mismo. De verdad. Voy a darme un espacio de tranquilidad en el cual ver lo que verdaderamente deseo. Sin pretender algo que me sea ajeno. Tan sólo como un regalo que me hago, tan solo como algo que me merezco."

Puede que al final te sorprenda descubrir que dejar de fumar es realmente fácil. Tan fácil como seguir fumando. O incluso más.

Adrián León
Psicólogo Colegiado nº. PV-5874