Yo estaba buscando nombre apropiado para la sección de este blog bajo la cual estoy escribiendo esta entrada.

Música era una de las palabras, pero faltaban la, o las demás. Iba llenando un folio con los nombres que acudían a mi mente. Acudieron dos: primero dispersa, después música dispersa. No era difícil porque en realidad nunca olvidé esas palabras. Tanto es así que acudí a Google y puse esas palabras en la caja de texto. Creo que ha sido hoy la primera vez, aunque muchas veces las he recordado estando ajeno al buscador.

Al segundo pinchazo he llegado hasta Cachas. Murió el año pasado. He escrito este comentario:

Buscando título para una sección de mi blog ha acudido a mi mente Música Dispersa y he recordado aquel grupo que en Valencia se me quedó grabado con una sola audición en el Salón de Actos de la Facultad de Derecho, donde se hacían también las reuniones del Sindicato Democrático de estudiantes de la época. Tenía yo 18 años, todo lo más 20, era el año 1969 o 70, y desde entonces no he olvidado lo de Sisa, Cachas and Batiste, frase con la que supongo se presentaban, porque yo la recuerdo tal cual. Después Sisa, del que se ha seguido hablando, ha seguido siendo para mí el primer nombre de este trío mítico que tanto me impresionó.

He llegado hasta aquí, como todo en la vida, de casualidad, que rima con causalidad, pero no suena igual al oído. En julio del 2008 tenía yo 58 años recién cumplidos. Tengo una hija con una edad similar a la de Joana, la hija de Cachas. Deseo que la muerte de su padre haya sido para ella un momento tan bello como parece que han sido los demás momentos de su vida en común.

Iba a apretar el botón, cuando me he detenido y, novato todavía en el arte del bloguero, he reparado en la frase "or, reply to this post via trackback" justo al lado del botón de envío del comentario.

Y eso es lo que he hecho.

Carátula del disco

Dada la forma en que está escrito este artículo, aclararemos para los que no lo sepan que Música dispersa fue un grupo nacido desde el franquismo profundo. Se creó en el año 1969 y desapareció en 1970. De sus participantes el único que siguió una carrera posterior fue Jaume Sisa, alcanzando cierto renombre con el de Ricardo Solfa. Antes, todavía como Jaume Sisa compuso una canción que yo escuche bastante en cierta época de mi vida (debió ser por los 80): la tierna "Qualsevol nit pot sortir el sol".