Maruja Torres es una mujer. Y las mujeres suelen "tener" hombres. Es decir, tener lo que se dice tener, quizás no tengamos nada, salvo a nosotros mismos. Pero el caso es que Maruja ha escrito un articulito, de esos que vienen en la parte superior de la última página del País, y, bajo una de esas licencias que el lenguaje nos permite, le ha puesto el título de "Mis hombres".
Ese articulito me ha emocionado, lo que no suele pasar en la mayoría de los que Maruja escribe. Y como yo le concedo (...)