Sentados sobre el filo . blog

Cuando se escribe, o se busca escribir, sobre el filo de la palabra, sólo a ratos se consigue ese equilibrio. Uno cae por no llegar, a veces. Otras, por llegar demasiado. Pero de vez en cuando la palabra, por su filo, penetra, hiere y hasta cura. Más no esperéis demasiado. Después de todo, este blog, palabras sobre el filo, sólo es un blog.