Corre, que nos coge. Estamos en crisis. Sucedió lo peor. ¿Qué será de nosotros, Pepe, o María, o ...?

La crisis. Fea palabra, la crisis. Sin embargo, es una vieja conocida de la humanidad. Tras una crisis siempre viene otra.

Los economistas creían haberla conjurado. Para siempre. Pobres ilusos. En realidad no lo creían, tan sólo lo querían creer. Ellos y todos los demás, no seamos injustos, no eran los únicos en soñar: 15 años sin crisis y seguimos sumando. Desde la crisis de 1993 y creciendo. Esto no para. ¿Acaso será verdad? ¿Habremos conjurado la crisis? (...)